Aprendiendo a buscarme.

Hasta hace relativamente poco, YO pensaba que era FELIZ, pero…..(siempre hay un pero) pero toquè fondo. Me desmoroné. Me caí y ya no me quedaban CASI fuerzas para levantarme. Y esas CASI  me hicieron tender la mano y aferrarme a lo poco del MI verdadero que me quedaba. 

Y lloré y lloré y lloré, y me quedé sin lágrimas y  todavía no fuí capaz de ver como me levantaba. Esta vez las làgrimas NO ayudaron.

Y cogí aire, hinchè mis pulmones (que por cierto según mi última revision médica tengo una capacidad pulmonar mayor que la media) y tomé prespectiva y distancia, como quien va a chutar para un penalty y me fui a hacer COACHING, supongo que fue mi mejor opción porque la otra era el Psiquiatra y la verdad, no me apetecia NADA.

y, funciona? Pues no lo sé, todavía estoy en ello, pero ayuda. Si,  ayuda mucho…. ayuda a que estoy aprendiendo  a buscarme, a que yo me guste, a entenderme  y a perdonarme…. Ayuda a ir desaciendo todos los nudos de mi madeja y a lo mejor hasta aprenderé a ser YO, otra vez.

Y con el tiempo seguro, seguro que me encuetro.

Por cierto…. como siempre nadie se enteró que me habia caido….ya me preocupé yo de disimular. Como siempre.

 

HASTA PRONTO

 

 

1 Comment

  • Esperança. dice:

    Doncs….. quan et tornis a “entrebancar” i… “caiguis”……
    No dubtis que aqui hi ha una mà dispossada a ajudar-te a aixecar.
    Un petonàs enorme guapa!
    (un escrit preciós…. com sempre!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *