CIRUGIA VS EL PASO DEL TIEMPO

El tiempo pasa para todos

COMO CADA DIA me he levantado  a las 7:15 dela mañana y mientras estaba «disfrutando» de mi rutina mañanera (ducha y cremas para todo y contra todo a saber, celulitis, patas de gallo, flacidez) me he acordado de un articulo que leí en la revista  ELLE de noviembre del 2010 en la última página y no he podido dejar de sonreír mientras acababa de ponerme las pinturas de guerra delante del espejo de aumento (x5 para ser más exactos) pues sin gafa ya no veo nia un «pijo». El articulo hablaba de una mujer que no lleva ni botox, ni silicona, ni ácidos y que según parece es la rara de la oficina porque tiene bolsas debajo de los ojos, piel de naranja en los muslos y hace mala cara porque duerme mal. ¡Y qué que haga mala cara! y ¡qué que la gravedad haga bien su faena y el cuerpo ya no pueda luchar contra eso!  Y que. ¿Tan raro es aparentar la verdadera edad que uno tiene? Pues no y mil veces no. Adolfo Dominguez decía que la arruga era bella. Lástima que lo dijera para la ropa. Las arrugas en mi cuerpo son el signo del paso del tiempo. ¡Y qué! son signo de que hemos vivido una vida y que nos han pasado cosas y que hemos adquirido sabiduría y vivencias. Puede que sólo intente justificar el miedo que me dan las agujas y la anestesia y que como es una operación de libre elección todavía me da más terror. Supongo que poniéndome tantas cremas estoy intentando ralentizar el paso del tiempo y que al fin y al cabo no soy tan diferente a alguien que es más valiente que yo y sí que se opera. ¡Pues que le haremos!

Publicado el 11 de noviembre de 2010 Idioma: catalán  en comcadadia.blogspot.com
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *