Errores evitables

 
 
Muchas veces podemos cometer una serie de errores con las piezas que escogemos para vestirnos, bien sea por las prisas bien sea por no tenemos un buen día.
Os pondré unos cuantos ejemplos.
 
 
Pantalones anchos, de pata de elefante.
 
 
Si tenéis hecho el dobladillo para llevarlos con tacón alto, no os los pongais con zapatos planos. Primero porque los iréis arrastrando por el suelo (y ya sabemos que las aceras no estén muy limpias y no digo nada más porque es asqueroso…) y segundo, y ya hablamos de estética, visualmente hace que se nos vea más bajitas, como la chica de la foto. 
 
 
 
 
 
 Este tipo de pantalón requiere un zapato, bota o botín con bastante tacón, cmo os muestro en las siguientes fotos.
 
Ahora hablemos de los vaqueros rotos
Creo que es un tendencia que se ha entendido mal. Teóricamente, la tendencia hacia referencia a un corte justo por debajo de la rodilla, que bien mirado todavía podía ser favorecedor, pero alguna se ha pasado con las tijeras.
Y a nosotras, a nuestra edad, depende de donde estén estas aberturas, puede que quede feo. Pararos a pensar qué pasa cuando os sentáis y llevas el pantalón agujereado por la zona del muslo? Yo os lo diré: un trozo de carne emergerá sin ningún tipo de vergüenza por al agujero de vuestros pantalones. Chicas, mi opinión es que no es nada bonito.
Así que vigilad por donde agujeréis vuestros vaqueros. 
Esta es una muestra de la tendencia bien entendida.
 
 
Y el último error que os comentaré hace referencia a las mallas o leggins.
 
Ay los leggins! Gruesos, las mallas deberían ser gruesas, de buena calidad, lo más opacas posible. Primero porque nos ayudaran a mantener en su sitio aquellas partes de nuestra cintura, culo y muslos que se obstinan en ir por libre y segundo para que no se transparente la ropa interior, que también os aconsejo que coincidan en color. 

A mi me encanta ponérmelos con botas de caña alta y con un jersey largo o con un vestido que me va corto o al menos ahora me lo parece. Siempre intento que las que me pongo encima, al menos una, sea larguita, para disimular…
 
Este año los encontrareis en tela vaquera, de piel (de imitación), las típicas negras de algodón, elastán y/o lycra y hasta hay de estampados.
Cuidado con los estampados, pues podrían daros la sensación de que engordan y no os equivocaríais.
Bien, por ahora creo que esto es todo.
 
 
HASTA PRONTO
 
 
 
PD. FOTOS DE PINTEREST

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *